post

Cómo clasificar tus productos para el mercado internacional

La clasificación de sus productos para la exportación es uno de los pasos más importantes en el proceso de internacionalización. ¡Aprende más sobre cómo hacer esto en este artículo!

Clasificar una mercancía significa determinar una correlación entre ella y un código especificado en la Nomenclatura. Y trae varias facilidades y beneficios.

 

¿Por qué clasificar mis productos?

Entre las principales razones para clasificar los bienes, podemos mencionar:

• Recopilar datos estadísticos;

• Colocar las mercancías en tratamientos administrativos obligatorios;

• Determinar los derechos de aduana que gravan la operación de importación y exportación;

•  Aplicación de cualquier tratado internacional celebrado por su país o bloque económico.

La clasificación de mercancías para exportación/importación es de vital importancia y requiere mucha atención, ya que una mala clasificación puede generar costos y pérdidas.

La Nomenclatura de Mercancías es un "lenguaje" creado para identificar bienes en el comercio internacional. Este lenguaje se desarrolló porque se necesitaba un sistema que pudiera facilitar el proceso de intercambio comercial entre naciones, sin importar las diferencias lingüísticas o culturales.

 

¿Cuáles son las principales clasificaciones de productos?

Hay dos principales clasificaciones que son utilizadas en Sudamerica y son:

 

SA

El SA es el llamado Sistema Armonizado de Designación y Codificación de Mercancías, es una nomenclatura utilizada para la clasificación de productos desarrollada por la Organización Mundial del Comercio (OMC) y la Organización Mundial de Aduanas (OMA).

Este sistema cubre alrededor de 5000 grupos de bienes organizados en una estructura lógica y basados ​​en reglas bien definidas que garantizan una clasificación uniforme. El SH es utilizado por más de 200 países como base para estudios estadísticos sobre comercio exterior, además, muchos gobiernos y organismos internacionales utilizan el sistema para definir impuestos internos, políticas comerciales, tarifas de fletes, seguimiento de precios, control de cuotas, elaboración de contabilidad datos para el análisis económico, entre otros.

 

NCM

NCM son las siglas de Nomenclatura Común del Mercosur, es a través de esta clasificación que se aplican impuestos, convenios internacionales y normas administrativas. El NCM se basa en el Sistema Armonizado de Designación y Codificación de Mercancías (SA). El NCM está compuesto por ocho dígitos, los primeros seis están vinculados al SH y los dos restantes forman parte de las especificaciones del Mercosur.

En el comercio internacional, todo producto debe recibir un código basado en las características específicas del producto en cuestión. El propósito de la clasificación es ordenar las mercancías de acuerdo con la regulación del Mercosur con el fin de facilitar el comercio entre los países del bloque a través de esta unificación.

En casos de error en la clasificación, existen algunas implicaciones, como el pago de una multa que puede ser equivalente al 1% del valor en aduana de la mercancía. Además, el cálculo de algunos impuestos –Impuesto sobre Productos Industrializados (IPI), PIS/Pasep-Importación, Cofins-Importación e Impuesto sobre Circulación de Bienes y Servicios (ICMS)– se calculan con base en la clasificación NCM, es decir, si la clasificación es incorrecta afecta a toda la tributación del producto.

Otro obstáculo que pueden ocasionar los errores de clasificación es la posibilidad de que la carga quede retenida en aduana, lo que implica gastos de almacenamiento y/o sobreestadías, ocasionando demoras que pueden perjudicar a la empresa con sus clientes y proveedores. Por lo tanto, es importante estar atento a la clasificación y los documentos adecuados.

Para evitar fracasos y pensando en ayudar a las empresas que estén interesadas en ingresar al mercado internacional, B2Brazil cuenta con un equipo de especialistas en comercio exterior listos para ayudar a las pequeñas y medianas empresas a cerrar negocios. Ofrecen soluciones en cuanto a operaciones y logística, soporte comercial, FDA, entre otras.

 

Consejos

Para facilitar la clasificación de los productos, es prudente comprender las características técnicas específicas del producto (por ejemplo, composición, nombre comercial, uso, particularidades, entre otras) y preparar una descripción completa. Además, recomendamos comprender la estructura del NCM y las reglas generales para interpretar el SA. Es importante buscar información sobre los códigos utilizados en su país en los sitios web gubernamentales de su localidad.

Existe mucha información para clasificar correctamente las mercancías, además de conocimientos técnicos y específicos sobre el producto, para evitar los riesgos que provoca una mala clasificación fiscal, como aumento de gastos, pago de multas por necesidad de reclasificación fiscal o una futura revisión aduanera.

 

Negociaciones Internacionales

B2Brazil es el mayor portal de América Latina para negocios B2B internacionales, con más de 200.000 empresas de todo el mundo registradas. Ofrecemos diferentes soluciones para exportadores e importadores. ¡Registra tu empresa gratis!

Más conocimiento

Para encontrar empresas y hacer negocios, visite nuestro portal: